ProductosMantas Térmicas VeranoManta Térmica Solar Guard 500 micras Azul/Oro

Manta Térmica Solar Guard 500 micras Azul/Oro

Características:

  • Aumente la temperatura de la piscina hasta 8°C
  • Reduce el consumo de energía en más del 70%
  • Reduce el consumo de productos químicos hasta en un 40%
  • Elimina la evaporación del agua en un 98% +
  • Reduce la contaminación por desechos
  • Economice costos y reduzca la huella de carbono de su piscina
  • Más de 6 años de vida útil
  • Con tecnología GeoBubble®

El cobertor solar, por su poco peso y poder de flotación se extiende y recoge con facilidad. Esta operación se facilita aún más utilizando el enrollador manual.

Principales beneficios del uso de una manta térmica o cobertor solar

Conserva la temperatura del agua.
– Evita la evaporación.
– Ahorra agua y productos de tratamiento químico.
– Aunque no es su función retine la suciedad sobre el cobertor.
– Ahorra hasta el 60% de la factura de climatización.
– Imprescindible en climatizaciones con energía solar.
– Muy aconsejable como soporte a la Bomba de calor.

Razones para usar Manta Térmica

Usando una Manta Térmica usted podrá evitar las perdidas de calor nocturnas del agua de su piscina, además le ofrece una protección contra polvo, hojas y suciedad.

Además economizará sus productos de tratamiento reduciendo su evaporación.

Colocación Manta Térmica: El cobertor debe colocarse sobre la superficie del agua. La cara con burbujas debe estar en contacto con el agua, y la cara lisa quedará en la parte de arriba.  
– Es aconsejable guardar la manta con un enrollador y cubrirla con una manta de protección opaca.
– En caso de no disponer de enrollador, se recomienda enrollar la manta sin doblarla y guardarla en la sombra despues de enjuagarla.
– Se debe quitar la manta cuando la temperatura del agua ronda los 28°C.
– No desplegar la manta a pleno sol ni sobre la hierba.
– Con el fin de evitar el deterioro de las burbujas, no se debe poner la manta en contacto con el agua durante 48 horas despues de un tratamiento de cloración.
– No andar o tumbarse sobre la manta, no nadar debajo de ella.